domingo, 21 de febrero de 2016

#Reseña65 - Jane Eyre - Charlotte Brontë

Nombre: Jane Eyre
Autor: Charlotte Brontë
Año: 1847
Editorial: Alianza Editorial
ISBN: 84-206-6641-6
N° de páginas: 646
Género: Novela. Narrativa inglesa. Histórica. Romántica. Victoriana. Memorias. Clásico. Gótico. Novela de formación.

Sinopsis: Singular desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa  después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall, para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá entretejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.
Jane Eyre es quien, de propia palabra, nos cuenta su propia historia, se va a referir a ti como "lector", te va a hacer preguntas y te va a ir guiando por sus diferentes etapas, por los diferentes lugares a donde fue a parar, las diferentes personas que conoció y los acontecimientos importantes de su vida que hicieron que reflexionara sobre su propia naturaleza, posición, creencias, carácter, principios, verdaderos sentimientos, fuerzas y sus objetivos en la vida, sobre lo qué quiere de la vida y cómo lo quiere obtener. Así es una novela de carácter formativo o de autoaprendizaje ya que en ella somos testigos de la evolución del personaje, desde sus 10 años hasta los 19, de su cambio de carácter, de su instrucción académica y en el ámbito social, la forma de relacionarse con los demás; desde sus conflictivas anécdotas de su niñez, junto a unos primos y una tía violentos, avariciosos, crueles e indiferentes, hasta su paso por la institución Lowood, donde se desempeñará como alumna en un principio y luego se convertirá en profesora; y su parada más significativa en Thornfield Hall. 

La novela es de estilo gótico romántico, caracterizada por sus ambientaciones lúgubres y misteriosas que esconden un secreto, que inquietan a nuestra protagonista todo el tiempo (y al lector también) y hacen que ande con cuidado y atenta; por la forma en la que el exterior funciona como una especie de reflejo del interior de los personajes (si Jane está triste el viento rugirá, el cielo estará encapotado y lloverán mil mares; sin embargo, si está feliz, el cielo brillará, las mariposas volarán y el aroma a horneado inundará el lugar), y por cómo el personaje de Rochester se inclina siempre hacia el pesimismo, hacia la oscuridad de la vida, hacia los caminos más recónditos y lúgubres que uno puede imaginarse, viviendo sin esperanza y castigándose por sus propios pecados.

Personalmente disfruté mucho de la narración, es decir me gustó muchísimo el hecho que Jane Eyre me hablara, me contara ella misma su propia historia, otorgándole a la misma intimidad, cercanía y muchas veces logra que el lector se identifique con la narradora/protagonista; además de ser un estilo narrativo muy claro, detallista y descriptivo. También el estilo romántico gótico es realmente exquisito de leer porque le imprime a la historia originalidad, le agrega un halo de misterio permanente, le quita el romanticismo rosa, le otorga realismo y honestidad.

Otro punto fuerte de esta novela es la historia de amor original y fuera de lo común, muy diferentes de las que usualmente nos encontramos.
Creo que por demás debe decirse que es una historia que a cualquiera le gustaría tener, siempre y cuando aprecie lo que apreciaría una típica Jane, buenas conversaciones, honestidad, con un bagaje por detrás. 
Es una historia que pone a prueba a los dos involucrados, que pasa la prueba del status social, del qué dirán, de la religión, de la desazón, de la edad, de misterios escondidos, la educación, de la intromisión de terceros, los estereotipos, el tiempo y la distancia. Es un amor del que uno se pregunta si está predestinado, si está asignado por el destino, Dios, el karma o simplemente por la naturaleza. Es una historia que supera absolutamente todo, que comienza desde un status y termina en otro, en el que cada uno de los involucrados crece, evoluciona, cambia, aprende de los acontecimientos de su vida y se supera a sí misma. 
En cuando a los personajes, uno disfruta mucho con cada uno de ellos, uno empatiza con ellos y quiere estar al tanto de lo que les ocurre. Son personajes duales, que en un principio pueden parecer pertenecientes a un tipo de personaje, por ejemplo Jane Eyre la típica institutriz, el señor Rochester como el amo absoluto de Thornfield Hall, pero a medida que va pasando la historia vemos como ellos son grises, con sus defectos virtudes, santos y meros mortales, con ideas brillantes y cometiendo errores debido al orgullo o la ignorancia.

La propia Jane se ha convertido en uno de mis personajes favoritos, uno que cuando lee sobre ella queda con la idea de "eh, quiero ser como Jane Eyre cuando sea grande", porque uno entiende y aprende sobre la independencia, sobre el propio trabajo duro, sobre quererse a uno mismo más allá de lo que ocurra a nuestro alrededor y de lo que digan los demás y los parámetros sociales. Jane es uno de los personajes más fuertes de los que he leído, es una mujer que no se deja vencer, que confía en sí misma, en sus cualidades, capacidad y que sigue adelante porque sabe que ella pueda sin importar lo que la rodee o se le cruce. Es una mujer inteligente, sensible, lógica, práctica, honesta, religiosa, de fuertes principios, con objetivos marcados y una mujer adelantada para su tiempo. Jane es el ejemplo de mujer independiente, pensadora, autosuficiente y crítica, en constante búsqueda de la perfección, su autosuperación y tranquilidad interior; Jane es el perfecto ejemplo de mujer moderna, una mujer fuera del siglo XIX, una precursora de su tiempo. Y, de alguna forma, Jane es un gran reflejo de la propia autora, desde sus historias trágicas, hasta su inteligencia, su crítica social y su búsqueda de independencia. En cuando a los personajes, uno disfruta mucho con cada uno de ellos, uno empatiza con ellos y quiere estar al tanto de lo que les ocurre. Son personajes duales, que en un principio pueden parecer pertenecientes a un tipo de personaje, por ejemplo Jane Eyre la típica institutriz, el señor Rochester como el amo absoluto de Thornfield Hall, pero a medida que va pasando la historia vemos como ellos son grises, con sus defectos virtudes, santos y meros mortales, con ideas brillantes y cometiendo errores debido al orgullo o la ignorancia.
Además de la historia increíble que Brontë nos transmite, la misma tiene muchas críticas sociales y repleta de las propias experiencias de la autora, quien se sirvió de ellas para escribirla. 
* La institución Lowood está inspirada en un instituto al cual asistieron las hermanas de la autora y esta última, un lugar en el que vivieron varias miserias .
*La institución fue centro de una ola de tuberculosis, por la cual fallecieron muchísimas alumnas, incluidas 2 hermanas de la autora.
* Brontë era huérfana de madre.
* Era inteligente.
* Buscaba la independencia económica, al igual que sus hermanas.
* Se casó recién con el 4to hombre que la pidió en matrimonio.
* Su padre era un clérigo, lo cual se refleja en las propias creencias de Jane, en el personaje de John Rivers y en muchos pasajes de la novela en los que se hace referencia a citas de la Biblia.
Realmente una novela inolvidable, un clásico, un ejemplo de novela, de esas que se deben atesorar porque realmente tienen mucho contenido y no tiene tiempo.

6 comentarios:

  1. Hola^^
    Le tenía muchas ganas pero leí un libro que me spoileo todo lo que pasaba y la verdad es que no me apetece leerlo, al menos por ahora, aunque quizás en un futuro me termine animando y le de una oportunidad.
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)
      Pues ¡qué mala suerte que has tenido! La verdad es que es una lástima lo que te ha ocurrido, principalmente con una novela tan memorable como Jane Eyre :( Espero que en algún momento puedas leerla, realmente es muy diferente a la típica novela rosa de época, escapa de todo ello y se convierte en algo más.

      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Lo lei hace años y me apetece leerla de nuevo, más tras leer tu excelente reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. La verdad es que es una novela hermosa, que genera muchas cosas en el lector. Me fue muy dificil realizar esta reseña porque tenía tantas cosas que decir, tantas cosas que me gustaron :)
      Me alegro mucho que te haya gustado y Jane Eyre es de esas novelas que a uno le apetecen leer de nuevo :)

      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Me gusta cuando el narrador es capaz de interactuar con el lector, ya que me siento parte de la historia.
    Tengo muchas ganas de leerla, solo he visto la película y me encanta, el problema es que siempre voy dejándolo pasar por una cosa u otra.
    Buena reseña.
    ¡un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Coincido contigo totalmente respecto a este tipo de narrador, hace que uno sienta mucha más cercanía con la historia, con su protagonista llegando a la empatía.
      Espero que te animes a leerla, dudo que no te guste porque Jane Eyre es una narradora encantadora, tan moderna a su tiempo, tan visionaria, es alguien con quien vas a disfrutar mucho.

      Un beso grande, y me alegro que te haya gustado la reseña :)

      Eliminar